La Malladeta en Villajoyosa

Santuario íbero y Palacete masón

Muy cerca de la playa Paraíso de Villajoyosa podemos encontrar un santuario íbero que se cree a través de su estudio que fue lugar de peregrinación durante cinco siglos. Entre 375 a.C y 350 a.C se construyó este templo a la Diosa Marte. En el momento en que Villajoyosa se constituyó como una ciudad romana, el santuario fue abandonado. Probablemente se trasladó al nuevo foro de la ciudad de Allon en aquel momento.

Al igual que en otros santuarios de esta tipología, cada equinoccio se observaba desde la cima la salida del sol por un lugar único. Desde aquí, hacia el 21-22 de marzo y de septiembre se veía salir el sol por el lado derecho de la isla de Benidorm. Era importante ya que así se calculaba el comienzo del año agrícola.

En el mismo lugar, un edificio nos transporta a los cuentos de las Mil y una Noches. El palacete de La Malladeta se construyó en 1905 como casa y oficina de Alfonso, un masón amigo de Blasco Ibáñez y sobrino de José María Esquerdo. La oficina, en lo alto del cerro, simula una torre vigía como las que podemos encontrar por toda la costa del Mediterráneo.

Ambas cosas pueden ser visitadas a través de un recorrido accesible a personas con movilidad reducida y se está trabajando en la rehabilitación de los edificios. Desde aquí hay probablemente unas de las vistas más bonitas de la costa de La Vila Joiosa.

La Malladeta en Villajoyosa

Organiza tu visita a La Malladeta desde Camping Alicante Imperium con piscinas, restaurante y WiFi gratis

Me gusta

3000

Follow us

500

Síguenos

100
SUBIR